>

populardelujo_retratoperuanodelperu

 >
¿No se supone que hay que ser rico para mandarse a hacer un retrato pintado? ¿Que tener óleos de los abuelos, de los hijos, adornando las paredes de la estancia es un lujo que solo se pueden dar las familias adineradas?

No realmente. Al menos en América Latina el retrato pintado ha sido una práctica popular entre los ricos, los no tan ricos y los nada ricos. En Colombia por ejemplo, miles de hogares tienen colgado en el muro del comedor el retrato de los patriarcas de la familia posando de frente sobre un espacio difuminado.

La idea errónea de que los retratos al óleo son “cosa de ricos” quizás tenga que ver sencillamente con el hecho de que han sido precisamente óleos de miembros de la elite, en lugar de óleos de miembros las clases populares, los que museos, coleccionistas y anticuarios tradicionalmente han preferido salvaguardar.

Pero de a poco se equilibra la balanza. Hace un tiempo reseñábamos la colección de fotoretratos brasileros de Titus Reidls y también la tradición de los exvotos mexicanos que a su modo también retratan a ‘la gente  de a pie’. Ahora nos alegra mucho enterarnos del estreno de un documental que muestra cómo se ha dado este fenómeno en el Perú:

>

>

Retrato peruano del Perú: una película sobre el recuerdo, el arte y la cultura popular en el Perú es una producción de Mercado Central, un interesantísimo colectivo de documentalistas peruanos a quienes bien vale la pena seguirles el rastro. Más información sobre su trabajo aquí: http://www.elmercadocentral.org

>

Anuncios