populardelujo_universidaddelosandes_1>
El nombre ‘Rafael García’ quizás no le diga mucho a los habitantes de Bogotá, pero es sencillamente imposible que su trabajo le resulte indiferente a uno solo de esos mismos habitantes: Rafael García es nada más ni nada menos que el responsable de los banderines fluorescentes que de unos años para acá abundan en las calles de la ciudad y nos ayudan a identificar desde la oferta de llamadas a celular hasta la venta de jugo de naranja recién exprimido.

Sin que nadie se lo hubiera comisionado, este veterano de la estampación nacido en Barrancabermeja tomó en propias manos la señalización del comercio informal de Bogotá. Y lo ha hecho con una gran eficiencia, consistencia y estilo: sus banderines se leen desde grandes distancias y dejan claro al rompe el tipo de servicio que se ofrece; una paleta limitada a cuatro colores de tela (verde, naranja, fucsia y amarillo) ha conseguido darle orden a lo que solía ser la anarquía comunicativa por excelencia; y –al menos en nuestra opinión– su trabajo le ha inyectado mucha gracia al paisaje bogotano que a ratos resulta tan triste y monótono.

Fascinados por su trabajo, el año pasado invitamos a Rafael a que nos ayudara con la promoción de nuestra participación en WDCD y hace unos pocos días tuvimos el placer de invitarlo a dictar un taller en la Universidad de los Andes.

>

populardelujo_universidaddelosandes_6

>

Por cerca de tres horas Rafael llevó a los alumnos de la materia de tipografía por el proceso de diseñar y estampar un banderín. Habló de las consideraciones que hay que tener al momento de planear las letras, de los “puentes” que hay que reservar al momento de cortar las plantillas, de la firmeza con que se debe asegurar la plantilla a la tela y del cuidado que hay que tener en el manejo de la impresión con espuma. Fue muy lindo ser testigos del meticuloso proceso mediante el que toma forma un elemento tan modesto pero tan omnipresente en nuestra vida cotidiana.

 >

populardelujo_universidaddelosandes_2populardelujo_universidaddelosandes_3populardelujo_universidaddelosandes_8populardelujo_universidaddelosandes_7>

Con una gran dedidación y entusiasmo Rafael instruyó a los estudiantes y cada cual utilizó la técnica para estampar su propio mensaje. Rafael quedó aterrado de la velocidad con que los estudiantes le cogieron el tiro a la técnica y maravillado de la precisión de algunos trabajos. Al final admitió que ya estaban prácticamente listos para montarle la competencia pero nada de eso lo inhibió a compartir sus secretos: incluso les dió consejos sobre cómo y cuánto cobrar.

Le agradecemos mucho a la facultad de diseño de la Universidad de los Andes por haber hecho posible este taller, a los alumnos por la atención y buenísima onda con que escucharon a Rafael y a la estrella del evento por haber sido tan generoso al compatirnos los secretos del oficio que no es otra cosa que su fuente de sustento.

>

Print

>

Más sobre Rafael y su trabajo aquí.

>