>

Siempre nos ha fascinado este proyecto del artista belga Francis Alÿs. Hace más de veinte años Alÿs, quien está radicado en México, empezó a reunir retratos de Santa Fabiola de Roma, una mujer que vivió en el siglo IV y es considerada por los católicos patrona de los divorcios, los matrimonios difíciles y de las víctimas de adulterio, abusos e infidelidades.

En 2007 Alÿs expuso por primera vez sus fabiolas, que ya sumaban 370. Desde entonces su colección –que incluye pinturas de artistas de todos los niveles y calidades adquiridas en galerías, anticuarios y museos de las pulgas de América y Europa– no ha parado de crecer y se ha exhibido en distintas galerías y museos alrededor del mundo.

Además de ser visualmente sobrecogedor, el ejercicio de Alÿs es fascinante en la medida en que desencadena toda una serie de reflexiones sobre la autoría, la copia, la reintrepretación y la creación de un ícono. Y adquiere una intensidad que pone la piel de gallina cuando aprendemos que la fuente original de la que se derivan los más de 370 retratos es una pintura (Jean-Jacques Henner, s. XIX) que hoy en día se haya desparecida.

» Una buena fuente para leer más sobre este proyecto es este ensayo de Lynne Cook, quien fuera la curadora de la primera exhibición de Francis Alÿs: Fabiola.

>