>

Hace unos días publicamos una nota sobre Juan Camilo Uribe, un artista colombiano cuya obra consistió en buena medida en ponerse de ruana las viejas láminas litográficas que eran pan de cada día en la América Latina del siglo pasado. Uribe se la habría llevado de maravilla con el Dr. Lakra.

La serie con la que este mexicano (Jerónimo López Ramírez) irrumpió hace unos años en la escena artística consiste en viejas revistas, fotografías y láminas litográficas sobre las cuales dibujó sus muy singulares matachines. Matachines que combinan referencias a la cultura popular latinoamericana, motivos indígenas y la imaginería propia del mundo del tatuaje, entre otras. Matachines que de alguna manera sintetizan sus propias influencias artísticas: Dr. Lakra nació en Oaxaca, trabajó durante alguna tiempo en el taller de Ed Hardy, su padre es el pintor Francisco Toledo.

Combinando descuido y filigrana, candor y grosería, impresión mecánica y trabajo manual, punk y bolero, cielo, infierno y purgatorio, el Dr. Lakra ha terminado por crear unas imágenes furiosamente latinoamericanas que en lo que a nosotros respecta no podemos sino adorar.

>


>
>

Escarbando el internet reunimos estas imágenes de Dr. Lakra que publicamos. Hace un par de años Wall to Wall de Converse le dedicó este reportaje:

>


>

Más información sobre Dr. Lakra:

• Dr. Lakra. Kurimanzutto
 A Tattoo Master, Off the Street, Into the Gallery. New York Times.

 >