ballena

>

Y ya que estamos tan apocalípticos aprovechemos para darle las gracias a don Gustavo Zalamea, que falleció el año pasado, por sus tarjetas postales de 1994. Ningunos rectangulitos de papel, ni siquiera estos, han conseguido capturar como los suyos el espíritu de este altiplano de risas y lágrimas.

De arriba a abajo: Mar en la plaza, Escuadra, San Jorge y Monserrate y Bogotá para Alejandro Obregón (homenaje a Melville). 

>

>>>

Interesados en otras bogotás cataclísmicas pueden echarle un ojo a las de Gabriel García Márquez y Manuel Kalmanovitz.

>