>

>

Muy apropiadas para el comienzo del año del fin del mundo en esta ciudad cataclísmica las líneas de Gabriel García Márquez que publicó la revista El Malpensante en su más reciente edición.

>


>

Se trata de una semblanza sobre la ciudad de Bogotá escrita en 1960 por quien era entonces un joven y más bien desconocido reportero de provincia. El texto apareció originalmente en la serie de libros Colombia un país de ciudades que editó la Librería Camacho Roldán.

>

>

¿No les suena como si García Márquez más que referirse a tiempos pasados hablara de una ciudad que fue borrada de la faz de la tierra? Con esa certeza que tenemos los bogotanos de que si el fin del mundo arranca algún día arrancará en Bogotá, es fácil imaginarse estas líneas saliendo del puño y letra del tripulante de una nave que cruza Andrómeda tras haber evacuado el Planeta Tierra.

Otras opiniones sobre Bogotá en este blog, aquí y aquí. Otras bogotás que se fueron para siempre, aquíaquí y aquí.

>