Hace como 6 años presentamos una exposición titulada Quélegancia la de Francia dedicada a algunos de los elementos de la cultura francesa que salpican la cultura cotidiana de los bogotanos: vivir en barrios llamados Versalles o Marsella, decirle papel tualé al papel higiénico, apelar al prefijo D’ cuando queremos comunicar distinción, cosas así.

Naturalmente, uno de los elementos obligados de aquella exposición fue el Renault 4. Este modelo francés quedó grabado en el imaginario local como “el carro colombiano” con todo y que en 1999 una investigación de la revista Motor sentenció que ese título le correspondía en realidad al Chevrolet Chevette–un modelo, curiosamente, de nombre afrancesado. En cualquier caso, en honor a ese ícono automotriz que fue el R4 pintamos aquella vez con enclenque esmero su retrato en los muros de la sala de exposición. La imagen en la que nos basamos fue una viñeta que se veía mucho en afiches tipográficos en las décadas de los 80 y 90, año en que el R4 era por antonomasia el premio gordo de rifas y bazares. La viñeta, al igual que los R4 y la imprenta en donde la conseguimos, poco se ven hoy en día por las calles de Bogotá: afortunadamente su estampa campeona ya quedó inmortalizada en la más reciente serie de postales de Populardelujo. Si usted tuvo algo que ver con uno de estos “amigos fieles”, nos parece que lo menos que debería hacer esa hacerse a una postal de estas y entronizarla en algún rincón.

>


>
➝ Detalle de la exposición Quélegancia la de Francia de Populardelujo presentada en 2004 en el Centro André Mouris de la Alianza Francesa de Bogotá. Quélegancia ganó el ciclo Obra en Proceso de aquel año y se presentó en la Alianza Francesa de París en el festival Alliance en Résonance. Posteriormente la exposición se presentó en diversos espacios en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Valledupar.

>

Más agraciada que nuestro mural resultó sin duda la versión del R4 de don Jorge Montesdeoca. A don Jorge le comisionamos una pintura para cada uno de los capítulos de la exposición, y para el capítulo automotriz echo mano al recuerdo del comercial de televisión en donde un R4 sonriente y de ojos saltones recorría la geografía nacional.  Mirándolo retrospectivamente, ¡¿en qué otra imagen se hubiera podido inspirar el maestro de los”humanizados”?!

>

>
➝ Un alegre R4, o en todo caso un pariente cercano, recorre la geografía nacional. La pintura comisionada a Jorge Montesdeoca por Populardelujo para la exposición Quelegancia la de Francia, hace eco del mítico comercial de televisión. (Colección Populardelujo)

>

Sondeando los orígenes del R4 humanizado, estuvimos escarbando en YouTube y encontramos con que el mítico comercial colombiano de 1979 bien pudo haberse inspirado en otro producido en Francia en 1976. Esta vez, sin embargo, los publicistas colombianos hicieron mucho más que copiar, adaptando verdaderamente la idea al contexto nacional (¡hasta se le atravieza un burro al R4!) y, a juicio de muchos, mejorando incluso la caricaturización.

>



Anuncios