Haciendo de tripas corazón se abrió hace unos días al público la exposición Välparaiso: Intervenciones. La exposición, en la que un grupo de artistas e investigadores veníamos trabajando desde hace un año por invitación de SEACEX, debería haberse inaugurado el domingo 28 de febrero. La madre naturaleza sinembargo tenía otros planes y en la madugrada del 27 ocurrió el desastre que todos conocemos. Para nuestra fortuna Valparaíso no sufrió el terremoto con la intensidad de otras regiones de Chile, por lo cual para nosotros la cosa no pasó de un gran susto.

A pesar de la cancelación del Congreso de la Lengua Española en cuyo contexto se presentaría la exposición y del obvio espíritu de desolación general que sobreviene a una cosa así, los comisarios decidieron abrir la muestra al público “como una forma de incorporar el arte a la recuperación después de la terrible tragedia”. En nuestra opinión era lo justo: al menos el nuestro es un proyecto que había involucrado e ilusionado muchísimo a un par de personas de la comunidad y cuya finalidad era mostrarle a los habitantes de Valparaiso el patrimonio cultural y humano que hay detrás de algo como la gráfica callejera. Ojalá la muestra sirva para darle un empujoncito al ánimo a los chilenos en estos momentos.
>

–Juan Bautista trabajando en la intervención en la sala. La imagen de Altiro la hizo Populardelujo a partir de sus tipografías y ornamentos y posteriormente Juan la reprodujo en la sala. Ahora que caemos en cuenta, una extrañísima forma de colaboración entre pintores y diseñadores.
>

La participación de Populardelujo en el evento se titula Altiro, y consistió en hacer un censo a la gráfica callejera de la llamada zona de El Plan, una de las zonas comerciales más tradicionales de Valparaiso. En varias caminatas tomamos fotografías, hablamos con los dueños de los locales y recogimos una muestra representativa de la naturaleza y el estado de la gráfica callejera de la zona. Con esa información levantamos un mapa que está disponible en versión impresa (300 copias) y en una versión digital que estará disponible en un micrositio que estaremos anunciando pronto.

Un objetivo clave del censo fue rastrear a la personas detrás de la gráfica callejera. Nos enfocamos en dos de ellas: Juan Bautista y Servio Vargas. Juan es un letrista cuya caligrafía y ornamentos abundan en El Plan; Servio se ha especializado en avisos “al instante” para transporte público. En conversaciones con ellos ahondamos en su trabajo, su formación, sus rutinas y el futuro del oficio. Una selección de esas conversaciones estará también disponibles en el micrositio.

>

–Servio Vargas trabajando en los “tome uno” de los mapas de Altiro. De hecho “Altiro” es una palabra que le viene muy bien escribir a Servio: es una expresión chilena para designar algo hecho rápidamente, al instante, precisamente el principio detrás del modelo de negocio de este pintor que define su taller como el equivalente, en el mundo de los servicios gráficos, a un restaurante de comida rápida.
>

Aparte de los mapas impresos y del micrositio, otra encarnación de Altiro fueron dos sedes físicas para la difusión del proyecto: la sala El Farol de la Universidad de Valparaiso y el taller de Servio en la Avenida Errázuriz. Fue precisamente ese fin de semana en que trabajamos con Juan y con Servio en los últimos detalles que la tierra empezó con su beri-beri.

Aprovechamos este post para agradecerles nuevamente a ellos por haber compartido tan generosamente su tiempo, su trabajo y su intimidad con nosotros, así como a los organizadores del evento por la preocupación y el apoyo incondicional que nos dieron a pesar de las circunstancias.
>

–Juan Bautista junto a las réplicas que realizó en la sala El Farol de la Universidad de Valparaiso de algunos de los trabajos que ha hecho en las calles de El Plan.

>

Más información sobre Välparaiso: Intervenciones aquí.

>

Anuncios