La 7a postal de la nueva colección de postales de Populardelujo es un ejemplo magnífico de la simpleza, claridad y carácter de los que a veces es capaz el diseño gráfico popular. Una demostración de que a veces el resultado es mayor que la suma de sus partes.

Cualquier publicista diría que la ausencia de un nombre propio (de una “marca”) + una descripción genérica del negocio (“remontadora”) + una imagen literal del producto en cuestión (un zapato y una cartera en lugar de “el beneficio”) es la ruta directa al fracaso publicitario. Y no. Ignorando los dictados de la publicidad, el autor de este aviso del barrio Santa Inés creó un anuncio claro e inolvidable. Una combinación de colores nada obvia y un tratamiento tipográfico que el diseño por computador ha hecho casi que impensable sirven de manera inmejorable para que la gente vea, entienda y recuerde al local en cuestión.

Postal recomendada para quien aprecie la sutil efectividad comunicativa de la que a veces hace gala la gráfica popular –la exhuberancia y el desparpajo estético no es su único valor. Y bueno, también para quien necesite hacerle un regalo a una amiga que no los deja paz. A una amiga remontadora.

Anuncios